Por qué es importante vitalizar el agua

Por A.N

Los métodos actuales de distribución y de tratamiento del agua son  devastadores  para nuestra agua. La enorme presión a la que el agua se ve sometida a lo largo de kilómetros de tuberías daña completamente su estructura, haciéndola menos capaz de albergar y transmitir información. Además, este agua es tratada químicamente (al igual que el agua embotellada) para  esterilizarla  y liberarla de todos los  microorganismos nocivos y bacterias.

El agua se ha convertido en un producto artificial debido a la incalculable cantidad de toxinas químicas y aditivos que contiene, así como a las interacciones entre ellos. La filtración reduce el impacto de estas toxinas en nuestro organismo, pero no elimina completamente las frecuencias de éstas, que quedan depositadas en la estructura molecular del agua. La única forma de eliminar completamente su efecto es reestructurar el agua, proceso que se conoce con el nombre de vitalización del agua. Este concepto no es nuevo, Viktor Schauberger descubrió este proceso hace 100 años, lo que le llevó a fabricar los primeros “purificadores” de agua.

Como funciona la vitalización

La vitalización, que se lleva a cabo de forma natural a través de los remolinos implosivos (centrípetos) que se forman en las aguas de los ríos, rompe la estructura del agua para volver a estructurarla, dotándole de una estructura muy fina donde las frecuencias de todos los elementos que no son favorables para la vida quedan anuladas y su espacio puede ser ocupado por otras frecuencias que sí favorecen las condiciones para la vida. Es un agua viva, capaz de aportar energía a nivel celular y favorecer todas las funciones del organismo.

 

Beneficios de beber agua vitalizada

Este agua penetra más fácilmente en las células, hidratándonos verdaderamente, facilitando la desintoxicación del organismo, haciendo que la sangre pueda obtener oxígeno y nutrientes más fácilmente, fortaleciendo el sistema inmunológico, reduciendo el proceso oxidativo. Es un agua que favorece la vida, como aquella en la que cada uno de nosotros nos desarrollamos durante nueve meses.

Para conseguir una vitalización estable y profunda es necesario el remolino centrípeto. Actualmente existen varios vitalizadores que, imitando a la naturaleza, no sólo obtienen una vitalización estable y profunda, sino que además aportan al agua frecuencias naturales que enriquecen aún más este agua vitalizada.

 

Cómo podemos vitalizar el agua

 

 

El vitalizador Vitalizer Plus es un equipo de vitalización del agua muy completo que se fabrica en Estados Unidos desde hace más de 15 años, con excelentes resultados. El fabricante, además, cuenta con una base científica muy completa que demuestra todos los diferentes beneficios que tiene para nuestro organismo el agua tratada con este vitalizador. Su reducido tamaño y su sencillo manejo y mantenimiento, lo convierten en una excelente opción para poder beber auténtica agua vitalizada.

 

 

Pero si lo que se quiere es vitalizar el agua de toda la casa, para beneficiarse de este agua también en la ducha, para tener un jardín esplendoroso o un agua de manantial en la piscina, entonces el equipo más recomendable es el Vitalizador GIE. Se instala normalmente en la entrada de agua en el hogar, normalmente acompañado de un filtro que pueda protegerlo de sedimentos. No requiere mantenimiento, ni recambio de ninguna pieza y su vida útil es de varias generaciones, siempre que esté debidamente protegido por un filtro.

 

El agua es clave para la vida, ¿por qué seguir bebiendo un agua que no favorece la vida?