¿Es posible que el número de nuestro domicilio influya para promover y mejorar nuestra economía o, por el contrario favorecer su decaímiento? ¿Puede afectar nuestra vida, mejorarla o influirla de alguna manera? Algunos numerólogos opinan que sí, y nos dan las claves para conocer la tendencia vibracional de nuestro hogar. Con ello tendremos un elemento más para potenciar sus cualidades y quizá evitar los aspectos negativos.

¿Cómo saber cuál es el número de tu casa?

En primer lugar, hay que sumar todos los dígitos, si se trata de una vivienda unifamiliar tendríamos que sumar todos los dígitos y reducirlos a uno sólo.

Es decir, si vivimos en el número 69 ( sumaríamos 6+9 = 15  y volveríamos a sumar los dos digitos descompuestos hasta llegar a una sóla cifra  1+5= 6).

Sin embargo, si vivimos en un bloque tendremos que sumar el portal, el piso y la letra.

Pongamos el numero 112 piso 6C. Sumaríamos todas las cifras y el número correspondiente a esa letra, ( según la tabla alfabética del Dr. Bettancourt) es decir  1+1+2+6+3 = 13 > 1+3= 4

 

Alfabeto del Dr. Bettancourt

 

Con qué energía vibra tu casa

1.

La casa número uno suele estar muy limpia o muy sucia; no tiene término medio. Las personas que viven en ella suelen despertar la curiosidad de sus vecinos. En algunas ocasiones, esta casa podría dar problemas con las tuberias y todo lo que implique circulación de energia.

 

2.

Es una casa en constante movimiento. Por lo regular es sólida y sin ostentación, pero cómoda y acogedora. Sus ocupantes son personas amistosas y hospitalarias, que rara vez viven mucho tiempo en ella, pero la disfrutan mientras la habitan. En su aspecto negativo podría provocar problemas y accidentes domésticos, cosas que se romplen e incluso enfermedades.

 

3.

Casa alegre y versátil, que frecuentemente estará en obras con el fin de aumentar o mejorar el espacio. Sus ocupantes son, por lo regular, amables, amistosos y comprensivos. La casa número tres es productiva y da suerte a las personas que la habitan. Algunos numerólogos ven la parte negativa de esta casa en cierta tendencia a la melancolía y a la depresión.

 

4.

No es un lugar fácil para vivir, porque no da la sensación de permanencia. En esta casa trabajan dos fuerzas opuestas: una de estabilidad y otra de cambio,  por lo que son frecuentes los choques de temperamento. Siempre habrá que hacerle reparaciones y algunas de importancia, ya que sus paredes y cimientos tienden a resquebrajarse. Si su lado negativo sale a la luz este se mostrará como cambios bruscos, tensiones y malestar emocional de sus habitantes.

 

5.

Es la casa donde se reunen los amigos a comer, a beber y a charlar. Es un hogar feliz, sólido y estable, que requiere poco mantenimiento. En esta casa siempre hay mucha actividad, sus habitantes son amigos de los viajes y son gente franca y abierta.  Su parte negativa es la tendencia a los cambios y no ser favorable para gente tensa.

 

6.

Es un lugar de amor y belleza donde los matrimonios que comienzan su vida fácilmente encuentran la felicidad. Alegre y luminosa, suele estar decorada con mucho gusto y objetos de arte. Ideal para la gente creativa y artística. Sin embargo, puede provocar discordia y odio cuando hay elementos que entran en conflicto y no hay equilibrio. En general es un número que produce movilidad.

 

7.

Es una casa llena de fantasía, donde hasta su apariencia engaña; puede parecer más pequeña o más grande de lo que realmente es. Sus habitantes suelen ser bohemios, algo descuidados y sin grandes necesidades materiales. Es una casa ideal para la gente con fuerte tendencia a lo espiritual y al estudio, donde se puede meditar y concentrarse con facilidad . En su vertiente negativa provoca insomnio y puede dar problemas con las goteras o de agua en general.

 

8.

Sólida y de aspecto respetable, donde la reputación es muy importante para sus ocupantes. Muy buena para los negocios y las cosas materiales, pero demasiado fría para vivir en ella. Mantenerla agradable y cómoda suele originar problemas, ya que en general es triste, sombría y húmeda. Algunos numerólogos ven el aspecto negativo de esta casa como posibles enfermedades de huesos y tristeza.

 

9.

Casa geométrica y angulosa, con muchas divisiones, donde las luces estarán encendidas hasta muy tarde. Los cambios bruscos y repentinos suelen ser frecuentes en ella. Es una casa con una gran actividad. Calurosa en verano y muy fría en invierno. Su vertiente negativa es que puede provocar inquietud en sus habitantes, cierta pereza y problemas con la electricidad y el fuego.

 

¿Podemos progresar en nuestro hogar?

Otro de los aspectos que se valora positivamente para la prosperidad de una vivienda y sus habitantes es si la numeración es ascendente. Es decir si el segundo número, o los números que están a la derecha son mayores que el primero de la izquierda, sobre todo mayores que 3. Esta condición, a juicio del astrólogo y numerólogo Rubén Jungbluth es un buen augurio y un elemento de fuerza para la prosperidad y la felicidad en un hogar. Igualmente el cero no se tiene en cuenta y en caso de ser el último tampoco afectaría negativamente.