MÉDIUM  DESDE LA NIÑEZ

Mikel Lizarralde es uno de los mejores médiums que hay ahora mismo en España. Sus mensajes del mundo espiritual conmueven a quienes los reciben cuando proceden de sus seres queridos difuntos. Sorprenden cuando revelan circunstancias íntimas del pasado o del presente e incluso vaticinan con verosimilitud acontecimientos futuros.

Destellos en la infancia

Sin embargo, el camino que Mikel Lizarralde ha tenido que recorrer hasta ahora no ha sido fácil. Si se considera la mediumnidad como un sacerdocio también para este sacerdocio debe de existir una vocación. Él asegura que tiene que haber una llamada procedente del mundo espiritual. Mikel la oyó por primera vez cuando contaba muy pocos años de edad. Aseguraba ver y oír a personas que sólo él podía ver: un hombre que decía llamarse Luis y una mujer que tenía seis dedos en una mano.  Luego supo que un bisabuelo y un tío suyo que había muerto se llamaban Luis. Además su tatarabuela tenía, efectivamente, seis dedos e incluso apareció una foto en la que la buena señora ocultaba su anomalía física con un libro.

Un don a desarrollar

Pero lo que para él era normal, para los demás no lo era en absoluto. Mikel había nacido en el seno de una familia de profundas convicciones cristianas, católicas, en un medio tradicional, de caserío, en el interior de Guipúzcoa. Y “esas cosas raras” que decía preocupaban a sus padres hasta el punto de buscar la ayuda de personas que pudieran averiguar qué le ocurría a su hijo y “hacerle entrar en razón”. Con 14 años ya echaba las cartas de la baraja española y a los 17 utilizaba el Tarot, cuya simbología había estudiado concienzudamente. Al mismo tiempo, y sin dejar de lado su religiosidad cristiana, trató de profundizar en el conocimiento de otras creencias. Un conocimiento que años después ampliaría en Canadá, con el trato frecuente con las diversas comunidades religiosas establecidas allí.

Todos somos espíritus

Para Mikel no existe contradicción en esto; asegura que es como aprender diversos idiomas, con el propósito de poder comunicarse con más personas. Porque -como él dice- las religiones son como ríos que van a desembocar a un mismo mar: todos somos agua, todos somos espíritu, todos somos alma.

El sintió esa vocación de comunicarse con el mundo espiritual, una facultad con la que él asegura que todos nacemos aunque muy pocos son los que llegan a desarrollarla.

Mikel la compara con la facultad de cantar: todos podemos cantar, pero no todos lo hacemos bien.
Tal vez algunos atribuyan al azar o a la casualidad su plena dedicación a la mediumnidad. Repasando todo lo que le ha ocurrido en la vida, y especialmente durante los últimos diez años, él ha llegado a la conclusión de que estaba en su destino.

Sobre Mikel Lizarralde

Mikel Lizarralde Conferencia

 

Se formó como médium en la SSF-IIIHS de Montreal (Canadá). Asimismo, obtuvo las titulaciones de Sanador y Orador Inspiracional, además de conseguir licenciarse en el nivel IV de la “International College of Spiritual and Psychic Sciences” en Montreal.
Tras abandonar Canadá realizo cursos en la Unión Espiritualista Británica (SNU) y posteriormente obtuvo un Master en “Couselling Terapéutico” por la Open University of Complementary Medicines de Sri Lanka.
Mikel ha sido galardonado en 2005 con un premio por su labor en demostrar la existencia de la “Vida Después de la Vida”, y reconocido ese mismo año como mejor médium de Canadá.

http://www.mikellizarralde.es/

Más Información